A un hombre de Cuenca se le aparecen espíritus por error.


Antonio es una persona normal y corriente como otra cualquiera excepto por una cosa que le sucede desde hace dos meses.Todo empezó un día al llegar a casa después de un duro día de trabajo.

-Estaba muy tranquilo viendo la tele-relata antonio- .Era cerca de medianoche cuando por el rabillo del ojo vi un resplandor en el cuarto de baño lo cual me sorprendió mucho.Me levanté y fui hacia allí y al abrir la puerta vi a un señor mayor sentado en el water.No pude reprimir un grito por el susto que me llevé.
-¿Y qué hizo el espíritu cuando le vio?
-Me gritó.
-¿Qué le dijo?¿Algo sobre el infierno?¿Sobre el más allá?¿Algo en plan místico?
-No,me gritó que cerrara la puerta y lo dejara cagar en paz. Lo hice y al volver a abrirla ya no estaba
-¿Por qué volvió a abrir la puerta a pesar del susto?¿Quizá lo hizo usted llevado por esa ancestral curiosidad humana?
-No,es que yo también me estaba cagando.

Antonio bebe un poco de la taza de café que se ha servido hace un rato y prosigue su relato.
-La siguiente aparición fue al día siguiente,una mujer mayor,una anciana,casi arcana diría yo.Se apareció en el salón y fue muy amable.Me dijo “hola Manuel,cuanto tiempo”
-Pero usted no se llama Manuel
-Se lo dije y me pidió disculpas ya que al parecer me había confundido con otro.
-Según dice usted eso le ha pasado varias veces.
-Sí,bastantes fantasmas me confunden con seres queridos suyos.La verdad es que al principio te cansa pero ya estoy acostumbrado.
-¿Cómo se lo toman ellos cuando les dice que están equivocados?
-Algunos se lo toman bien pero por lo general reaccionan mal.Piensan que soy su familiar y que estoy mintiendo porque soy un falso o cosas así.La verdad es que la gente cuando vuelve del más allá suelen ser bastante prepotentes y creídos,te miran por encima del hombro, como si fueran más que tú.

Los fantasmas confunden a Antonio con algún ser querido suyo.

Antonio termina con el café y empieza a comer unas galletas que ha sacado antes sin habernos invitado ni nada y sigue con su historia.
-Pues sí
-¿Sí qué?
-Pues sí que sí
-¿Qué quiere decir con eso?
-No nada,es que como se hizo un silencio… no tiene más preguntas.
-Sí Antonio ,disculpe.Según dice usted también ha tenido alguna visita agradable.
-Si,eso fue la otra noche.Se me aparecieron dos chicas en ropa interior,justo ahí en la tele.Empezaron a tocarse entre ellas mientras decían que llamara a un número de teléfono lo cual me extrañó mucho,no sabía que en el más allá usaran el teléfono.
-¿Seguro que eso fue una aparición?
-Bueno,ahora que lo dice….
-Ejem,ejem.Dice usted que hace dos días que no se le aparece ningún fantasma.
-Cierto,excepto mi vecino de arriba no he visto a ningún espíritu estos días ,será por la bronca que le eché al último.
-¿El último?
-Un tipo que conocía de vista.Era el panadero del pueblo en que vivía cuando era pequeño.El muy estúpido me confundió con su hijo.Estaba muy convencido de que yo era hijo suyo,le dije que se largara y le tiré el cenicero.No le dí porque claro,al ser ectoplasma no le golpean las cosas sino que les atraviesa.

Antonio se encoge de hombros y se despide de nosotros porque tiene que ir urgentemente al baño.Durante nuestra entrevista ningún fantasma hizo acto de presencia en el lugar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s